La Rutina

La idea nace de una conferencia que di hace muchos años en El Círculo Mágico de Madrid perteneciente a la Sociedad Española de Ilusionismo, con el título de “Punto y Línea sobre el Plano o Cartas y Monedas sobre el Tapete”, inspirado en el libro de Vasily Kandinsky.

Me di cuenta que al igual que el artista partiendo de un lienzo en blanco, pincelada tras pincelada, configura y equilibra su obra hasta que la deja acabada; el mago partiendo de un tapete vacío, extiende y recoge las cartas, las monedas o cualquier objeto que utilice dejando estelas de colores y de formas sobre el tapete hasta terminar el juego.

En la Pintura Abstracta los colores cálidos salen del cuadro hacia el espectador así como los fríos se mueven hacia el interior generando una perspectiva de formas, colores y espacios dentro del lienzo. Igualmente los dorsos y los puntos de colores de las cartas, entran en un movimiento acompasado, generando sobre el tapete puntos de interés que vuelan hacia los ojos de los espectadores, así como zonas que se alejan de los mismos.

De eso va esta rutina, de pintar y borrar el tapete con juegos inicialmente inconexos pero necesarios, hasta llegar al último efecto que termina configurando un acto completo y equilibrado, ya que un juego más y la magia habría desaparecido; igual que una pintura abstracta está terminada justo antes de dar la pincelada que la destrozaría.

Dédalus